HABLEMOS EN SERIO

Un equipo que va colista y sin una línea clara de juego, no tiene más remedio que despedir a su entrenador o hacer todo lo posible para que se vaya.  Así es la cosa. Le guste a quien le guste.

Ningún partido ganado y rozando el descenso… ¡Qué más vamos a decir! Y eso acompañado en esta primera rueda de Curicó con una forma táctica horrible. Es cosa de recordar el partido en La Granja versus el novato Audax Italiano (fundado en 1999 por colonos australianos de Chonchi). Puro pelotazo, improvisación al por mayor, nunca el pase al compañero de la misma camiseta.

Si se juega mal –horripilantemente mal- al menos uno espera que haya ganas, entrega, pachorra. Actitud. Huevos (de color). Y nada. Miremos lo que fue el duelo ante Unión Española y tenemos un equipo que bajó los brazos, sin amor propio, sin respeto por la camiseta. Parecían los jugadores, aquella noche de febrero, un tropel de vagabundos congelados por el frío, sobre todo en los minutos finales.

Los grandes le dieron cátedra. Nunca Curicó logró siquiera equipararlos. Ponerlos en riesgo. En absoluto. Prueba de ello es la aplastante victoria de Colo-Colo en La Granja. Menos pedigrí tuvo el Curi ante las sorpresas del torneo, La Calera o Universidad de Concepción, que humillaron al albirrojo con sendas goleadas en su casa.

Por cierto que el equipo, encima, se refugió siempre. Pensó la mayor de las veces en su arco. Siempre con tres volantes de contención. Nunca jugó con dos 10, por ejemplo ¿Punteros? Ni hablar. Dos líneas de cuatro bien marcadas y a rezar. El bus atrás, como siempre.

Lo más grave es que, valga recordarlo, todo lo anterior es faltarle el respeto a la historia del glorioso Curicó Unido. No conozco mucho de ella pero según nos informa Wikipedia, Curicó tiene un nombre ganado en Primera División, con participaciones internacionales a su arrastre.

Uno más uno, es dos: No se puede permitir que llegue cualquiera a borrar de un plumazo ese medallero. Son años de campañas impecables, donde la prensa internacional no escatimó elogios para con la “Ausrüstung Schlechtes” (Los más bacanes) como nos bautizó la televisión alemana en los 90, cuando jugamos en Tokio ante Real Madrid por el título del mundo (qué robo del árbitro de Níger. Nunca lo olvidaremos).

El señor Marcoleta, dígame ¿Qué ha ganado con Curicó? ¿Qué le ha entregado al club? Son preguntas -amigo, amiga, amigue- que no tienen respuesta. O tienen: Nada. Ninguna alegría, ningún triunfo, por último unas cuantas fechas invicto o alguna goleada ante un rival clásico de esos molestosos. Absolutamente nada. Los números no mienten: 0,0034% de rendimiento en su segundo ciclo en Curicó.

Uno podría seguir escribiendo y escribiendo acerca de lo pobre de esta campaña. Pero para qué más. Marcoleta ya no está. Se fue sin dejar nada brilloso. Se fue sin dejarnos un equipo que alguien lo alabara. Sumidos en la cola de la tabla… Nunca he escuchado yo que técnicos de recorrido como Andrés Prieto lo alaben. (No es Ignacio ah. Andrés dirigió a San Lorenzo, Vélez, América de México, Colo-Colo y la UC). Tampoco he escuchado que jugadores como Claudio Baeza me digan que Curicó Unido juega bien y que quedó impresionado, siendo que estaba a la par de Iberia, de su natal Los Ángeles, hace un lustro. Menos oí que el último técnico campeón de Primera haya declarado en El Mercurio que el equipo que más lo complicó en su torneo triunfal, fue Curicó. No. Eso no sucedió nunca.

¡Qué desastre! Lo que nos queda es seguir firmes. Con la bandera flameando en honor al honor. “Sapere nobiti chumbequele ovni”, decían los griegos. Lo que traducido – según Google- es algo así como: “Hay que darse color, aunque sea en base al sinsentido”. Así debemos seguir.

Y por cierto: A Jaime Vera anunciarle desde ya, que si pierde en el debut ante San Luis debe dar un paso al costado. Hablemos en serio. Así es la cosa. Le guste a quien le guste.

 

Por Leonardo Salazar Molina.

 

 

3 Comments

  1. Pato

    una verguenza lo de ese tal Salazar….quien es este personaje???…a quien le ganò?…donde jugò????…juzga a gente que le diò todo al Curi como el Sr Marcoleta, y ahora condiciona al recièn llegado Jaime Vera???

    Y se jacta de irònico……no es irònico es un tremendo ignorante y un periodista asesino para el Curi…..con estos periodistas….el Curi se acerca a la B.

    Como pueden darle opiniòn a semejante ignorante…..un periodista debe dedicarse a informar y no a opinar y criticar sobre lo que no sabe ni entiende nada….

    una verguenza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *