LA DEUDA DE ‘PÍDEME LA LUNA’

 

Si bien Curicó Unido se fundó en 1973, año en que disputó como invitado la Copa Isidro Corbinos, su estreno oficial fue en la Copa Chile de 1974.

En aquel torneo iniciático Curicó jugó 22 partidos y el epílogo se vivió ante Independiente de Cauquenes en un juego que, para efectos del libro “Pídeme la luna. 35 años de Curicó Unido”, fue un dolor de cabeza que hoy toma su paracetamol.

Partamos con un flashback:

El del 74 era un Curicó Unido bisoño que entrenaba en el Regimiento de Telecomunicaciones N°3 de calle San Martín, en unas canchas ubicadas al lado del llamado “Picadero”, donde entonces se realizaban interrogatorios y torturas a los presos políticos de la dictadura. El técnico albirrojo era Julio Campos y la gran figura, Patricio Bonhomme.

La ciudad–con 44 mil habitantes- disfrutaba con el cine Victoria, que mostraba la película de guerra “Un puñado de héroes”, filmada por un alemán, con recursos italianos y grabada en Hungría en 1967.

En Curicó la llevaba la botillería El Dorado, en Yungay con Montt, y la moda indicaba que había que lavarse el pelo con shampoo Glossy y usar colonia Ice Blue. Los más pudientes podían comprar el auto del momento, un Citroen AX 330, más conocido como Citroneta.

Curicó Unido iba a contracorriente de lo que pasaba en Chile, llevando al debut en casa 5.175 espectadores. A contracorriente porque el 12 de junio, dos días antes del estreno de la selección en el Mundial de Alemania, un Colo-Colo plagado de suplentes vencía a Audax Italiano con ¡608 personas en las tribunas del Nacional! ¿Habrá sido una excepción? No. Ante Magallanes, los Albos –que terminarían como campeones del torneo- jugaron con 520 espectadores y a una reunión doble (Magallanes vs. Ferroviarios y Católica vs. Colo-Colo) llegaron 820 sujetos al Nacional.

Pero el Curi sintonizaba otra frecuencia. El club estaba fundido con la comunidad desde el día uno. Ya en ese otoño del 74 los jugadores visitaron la cárcel, el hospital, algunas escuelas y poblaciones para estar cerca de la hinchada, que a los partidos de visita viajaba en tren.

Es más: Luego de un triunfo ante Naval por 3-2 (gol en los descuentos de Fernando Rojas), la gente despidió con antorchas al equipo. El Curi era una locura…

La Copa Chile 1974 –valga recordar también- fue el regreso del campeonato preliminar de cada temporada luego de 12 años. Tras la edición 1962, y con el curicano Luis Cruz Martínez como campeón, la Copa se había dormido un buen rato y el 74 -necesitado el dominado país de fútbol matineé, vermouth y noche- regresó con equipos de Primera y Segunda mezclados en tres zonas.

En el Grupo Sur –donde fue encajonado Curicó-  se sumó como invitado a Lister Rossel de Linares. Estaba además Rangers (con el técnico español Pedro Areso), Green Cross-Temuco (con Pancho Quinteros en sus filas), el Naval del goleador Hernán “Clavo” Godoy, el Huachipato que sería campeón de Primera ese año, Ñublense, Iberia, el Concepción de Jorge Toro, Lota, Malleco y por supuesto Independiente.

El torneo para Curicó fue interesante. Ganó 10 partidos, incluido un 9-0 sobre Lister Rossel, perdió nueve y empató tres duelos que zanjó luego por penales, por vericuetos del reglamento; uno de ellos, el citado encuentro con los “Dragones Rojos” de Cauquenes (1-1 en los 90 minutos y 5-4 para el local desde los 12 pasos).

Aquella última jornada, con todo, no se atendió mucho. De hecho, Rangers y Malleco –ambos ya eliminados, tal como Curicó e Independiente- simplemente no jugaron en el cierre, debido a un temporal que hostigó a todo el sur.

Pero por alguna razón Independiente y Curicó sí lo hicieron. Fue el miércoles 31 de julio de 1974 en Parral –el Municipal de Cauquenes estaba en reparaciones- y bajo una lluvia torrencial. (…También un 31 de julio se jugó el último de los 25 partidos entre ambos, por la Tercera División 1983).

Hugo Pantoja anotó a los 3’ e Independiente empató a los 71 minutos mediante Juan Carlos Muñoz. Esa información fue la publicada en la página 18 de “Pídeme la luna. Estadísticas 1973-2007”.

¿Cuál fue la formación? ¿Los detalles? Investigando para “Pídeme la luna…” pesquisé y publiqué las fichas completas de los 729 partidos de Curicó Unido estando en Segunda desde 1973 a 2007. Solo una me faltó: Esa del Curi versus Independiente en una fría tarde invernal setentera.

Ni la intervenida Radio Libertad (llamada Radio Regional antes del Golpe de Estado) ni Radio Condell viajaron al partido. Tampoco algún emisario de La Prensa de Curicó. El diario La Prensa de Parral no miró el duelo y Cauquenes tampoco tuvo a representantes de los medios de comunicación en ese pleito jugado en día hábil.

La Tercera de La Hora, Las Últimas Noticias y El Mercurio ignoraron los detalles de aquel partido.

Revisado todo el archivo anterior, arrinconado y apurado por el cierre del libro, un tanto angustiado ya, decidí sellar “Pídeme la luna…” sin aquella ficha. Estaba complicado con un borrador de casi mil páginas el cual debía pulir, editar y escribir. Me dolía la cabeza porque luego venía la búsqueda de recursos para publicarlo… Ese es mi pretexto que ahora -con 36 años, a 12 de esa publicación que hice a los joviales 24- siento que es inexcusable.

Porque con el tiempo pillé la ficha en la clásica, mítica y archiconocida Revista Estadio (¿Por qué no la habré buscado ahí desde un inicio? Nunca lo entendí).

Legendario equipo el del Curi 74, histórico torneo, pero con una formación perdida –al menos para el libro- ante Independiente de Cauquenes… El mismo rival que ahora, 44 años después, se enfrentará por otra versión de la Copa Chile.

Permítanme entonces ponerme al día. O que “Pídeme la luna. 35 años de Curicó Unido” entregue por escrito sus más sinceras excusas por fatal omisión:

Curicó Unido formó la tarde del 31 de julio de 1974 -un día después de que mi mamá cumpliera 17 años- con José Castro, José Abarca, Georg Hecht, Jaime Arenas, Romeo Arredondo, Juan Valenzuela, Hugo Pantoja, Gustavo Pizarro, Fernando Rojas, Patricio Bonhomme y Armando Díaz. Arbitró Carlos Carreño e Independiente saltó al barroso campo de juego con el curicano Enzo Valdés, Martínez, Rubilar, Acosta, Durán, Roca, Cárdenas, Romero, Fuenzalida, Araneda y Martínez. Las 280 personas que asistieron dejaron en boleterías unos míseros 110 mil escudos.

 

Por Leonardo Salazar Molina.

 

 

3 Comments

  1. Julio urra

    Me gustaria que me corrigieran… La ultima vez que se enfrentaron perteneciendo ambos a una division profesional fue en 1980… Creo que el resultado fue un empate a 0 en la granja y segun recuerdo dolio mas a Curico porque practicamente sello el descenso de ambos a la recien creada tercera division. Era el partido que se debia ganar y no se pudo. Sin duda es un partido con mucha historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *