EL CURI vs BLANCO Y NEGRO S.A.

Cuando Colo – Colo tocó fondo y se declaró en quiebra en enero del año 2002, fue la semilla que germinó en 2005 en Ley de las Sociedades Anónimas Deportivas Profesionales. O sea, la mala gestión del club llamado “popular” es en parte responsable de la irrupción de las S.A.D.P. que hoy fecundan en el fútbol. Y en donde incluso, es tal su influencia,  se impide a clubes que vengan de la Segunda Profesional, y que hayan ganado su derecho en cancha, a subir a Primera B si es que no son sociedades privadas.

 

Entonces lo de este sábado puede resultar una suerte de partido ícono: uno de los precursores de las sociedades anónimas en el fútbol, Colo Colo, versus el club que resiste a serlo manteniéndose como Corporación, Curicó Unido. Y capaz que eso a alguien en el olimpo le moleste porque el Curi y su corporación pueden ser un mal ejemplo para el resto. Y si a ese club le va bien, ni hablar.

 

Por eso no es de extrañar algunas voces que han surgido esta semana, señalando que los malos cobros arbitrales que han perjudicado al Curi se deberían a que a la hora de una situación compleja, un balón dividido, un foul dentro del área o un reclamo destemplado, los árbitros opten por la poco salomónica determinación de cobrar contra el club Corporación. Así de simple. Total, ¿quiénes finalmente les pagan los honorarios a los árbitros?

 

Por su puesto que para el párrafo anterior no existen pruebas algunas, porque no son necesarias, pues no es una acusación, es una suposición libre de interpretación, tal como lo es una mano dudosa dentro del área, en donde el árbitro la cobra si quiere o no. Por eso y con justa razón, y como estamos en Chile, sitio en donde mandan los poderosos, no sería descabellado suponerlo. No se olviden que nadie imaginó el descalabro en que terminó la gestión de Jadue en la ANFP. Con Copa América ganada y caja llena de morlacos verdes. ¿Alguien podría haber pronosticado la debacle? Tuvo que terminar la resaca para ver todo con claridad.

 

Curicó Unido versus Colo- Colo. O deberíamos decir mejor Curicó Unido versus Blanco y Negro S.A. Suena feo, pero no está muy alejado de la realidad. Realidad que se quiera o no, se reduce en esto del fútbol, a una cancha y a once jugadores por lado. Lid aparentemente ecuánime. Hasta que de pronto, como de la nada y luego de una jugada dentro del área, se cobra un penal para Colo-Colo.  Los diarios venden, la TV marca rating y alguna cuenta corriente engorda gracias a un bono de producción. No ha pasado nada y sigue todo bien en el país del emprendimiento y la libertad. No ven que Blanco & Negro es Chile.

 

Por Mario Farías Contreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *