“NUESTRO OBJETIVO ES SEGUIR HACIENDO HISTORIA”

CURICÓ. Esta temporada comenzó para Curicó Unido con una reunión entre Luis Marcoleta y todo su cuerpo técnico, donde el DT le señaló a su staff que todos debían llegar al menos una hora antes de cada entrenamiento para retirarse al menos una hora después de finalizar cada práctica tras todo el plantel de jugadores. Marcoleta quiere algo más en Curicó Unido, no quiere quedarse en ser sólo el técnico histórico que más partidos ha dirigido en los 45 años de vida del club, busca un nuevo logro y para ello lidera su habitual metódico y planificado trabajo diario.

 

IR POR MÁS

“A mí me interesa que el futbolista piense en grande, pero en metas alcanzables, no podemos soñar con cosas inalcanzables, las metas deben ser posibles de lograr, en el torneo anterior, todos estuvimos enfocados en la tabla de coeficiente y no en la tabla general, y en un momento vimos que si lográbamos ciertos resultados podíamos terminar octavos, para nosotros eso fue un enfoque y nos propusimos terminar octavos en el torneo y ese fue nuestro objetivo que finalmente logramos” recuerda Marcoleta, quien reconoce al preguntar si el gran objetivo de esta temporada 2018 será clasificar por primera vez en la historia de Curicó Unido a una copa internacional: “Lo vamos a plantear moderadamente y siempre iremos por más, vamos por eso (clasificación a una copa internacional), uno cuando llega a una institución tiene que procurar hacer historia para el club y consagrarse de esa manera, ese es nuestro objetivo, seguir haciendo historia en Curicó y seguir aportando al crecimiento de esta institución”. El apetito se abre para Marcoleta y compañía considerando que tras las 30 fechas a jugarse entre febrero y diciembre de 2018, de los 16 clubes de Primera, los 7 mejores de la tabla, más el campeón de Copa Chile clasificarán a un torneo sudamericano en 2019, algo nunca logrado por los curicanos.

 

YA LLEGARÁN

Curicó Unido ya sumó a sus filas a los laterales Yerson Opazo, Joao Ortiz, al atacante Yashir Pinto, a los volantes Ricardo Blanco y Matías Cavalleri, además del recién confirmado Mauro Quiroga, con quién hay acuerdo, aunque recién en la semana vendiera el atacante proveniente de Argentino Juniors debiese arribar a Curicó para firmar su contrato. “La idea inicial era quedarnos con una base y sobre esa base traer 8 refuerzos, se nos han ido algunos jugadores como (Alfredo) Ábalos que tenía una cláusula de salida o lo de Riquelme que tenía una opción de seguir, aunque previo a un examen médico que lamentablemente salió negativo para el ‘paragua’, el examen decía que su recuperación tenía para un tiempo y las reglas están claras desde un inicio, entonces tenemos que llenar esos cupos y completar los refuerzos que inicialmente planificamos” reconoce Marcoleta, quien agrega que: “Ojala tengamos el equipo lo antes conformado, es primera vez que comenzamos y no están todos, pero se entienden las circunstancias y confiamos en que próximamente llegarán todos los que faltan” cerró el experimentado técnico que habló teniendo siempre un balón bajo el brazo, no deja de vestir su tradicional gorra que dice ‘Jesus’, y siempre junto a él, un cronómetro y un pito son fieles compañeros de un liderazgo en un grupo que se alista para buscar escribir un nuevo capítulo glorioso en la historia del club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *